Cuáles son las características de una buena ventana?

De todos los tipos de ventanas a elegir, la perfecta es aquella que es capaz de cumplir con las necesidades específicas de cada casa. Para conocer estas características antes de comprar una ventana es básico tener en cuenta lo siguiente.

  • Las dimensiones. Cuanto más pequeña sea una ventana, más se pueden acortar las dimensiones de su perfil.

 

  • Exposición a los fenómenos climáticos. Los vientos y las lluvias influyen mucho a la hora de escoger un tipo de ventana u otro. No es lo mismo un hueco que esté escondido de las inclemencias del tiempo a otro que reciba directamente agua y aire. Por este motivo, puede que necesites poner diferentes tipos de ventanas para una misma casa. Por otro lado, la incidencia de los rayos solares ha de ser también tenida en cuenta. Y es que si una fachada recibe mucho sol las ventanas de madera, así como los colores lacados, suelen sufrir mucho, quedando deteriorados.

 

  • El acristalamiento. Escoger la calidad antes que el precio significa que no tendrás que invertir en otros medios para retener el calor dentro de tu casa. Lo mínimo que se aconseja al poner ventanas nuevas es el doble acristalamiento y con cámara. Recuerda, cuanto menor es el valor U del perfil y el vidrio, mejor será su capacidad de aislamiento.

 

  • El marco y su material. Este es otro aspecto importante en el momento de escoger las ventanas de una vivienda. ¿Tienes problemas con la humedad? En este caso, procura que el marco elegido evite las condensaciones dentro de la casa. Cuanto más frío sea el material (metal o pvc), más susceptibles serán de sufrir este tipo de condensación del agua.

  • Rotura del puente térmico. Este sistema evita que haya pérdidas de calor. Un puente térmico es un lugar donde se acumula fácilmente la temperatura. La rotura de dicho puente térmico en las ventanas supone un mayor ahorro de energía en el hogar. ¿Por qué? Porque se impide que el calor se filtre hacia el exterior. Este método básicamente consiste en partir la ventana en dos ventanas más finas y unidas por mediante una goma negra aislante.