Cortizo es CALIDAD

img_logo_cortizo
Esta característica es intrínseca a todas y cada una de las fases de su proceso productivo. Desde su Departamento de Control de Calidad, se realizan diariamente exhaustivos controles de todas las variables, en cada procedimiento, con el objetivo de alcanzar los más altos estándares en esta materia.

La adecuada selección de materias primas y el control de todos los parámetros que influyen en la técnica de extrusión, avalados por la certificación internacional ISO 9001 garantizan la calidad del material extruido.

Por su parte, el minucioso trabajo en la ejecución de los tratamientos de superficie, ha logrado los más exigentes certificados de calidad en el ámbito europeo como el “QUALICOAT”, “QUALIDECO” y “SEA SIDE”, para el proceso de lacado, y el “EWWA-EURAS”, para el proceso de anodizado, que reconocen y garantizan un elevado nivel de calidad.

La calidad del producto final CORTIZO, se fundamenta en los estrictos ensayos llevados a cabo, tanto en laboratorios oficiales, nacionales e internacionales, como por su personal técnico en los bancos de ensayos propios.

Fabricación

CORTIZO se distingue por completar internamente el ciclo integral de producción del aluminio, asegurando el rigor en cada procedimiento y la calidad de los medios y materias empleadas a lo largo de todo el proceso.

Fundición, extrusión, lacado, anodizado, brillo químico y mecanizado se realizan en sus centros productivos para optimizar la calidad de toda su gama de productos finales.

CORTIZO apuesta por la fabricación propia de todos los componentes necesarios para la elaboración de cerramientos (herrajes, poliamidas, y juntas de estanqueidad) así como Panel Composite.

El Servicio Integral CORTIZO se completa con un sistema logístico pionero basado en dos Almacenes Inteligentes de perfil, tanto en crudo como en acabado, con capacidad para 6.000 Tm. de las referencias más comunes acortando plazos de entrega a los clientes y maximizando el nivel de producción.

Sistemas de Aluminio y PVC para la Arquitectura.

Ventanas y Puertas Abisagradas, Correderas, Barandillas, Fachadas,…

LACADO

Lacados especiales con texturas rugosas, lacado de imitación de materiales nobles.

El proceso de lacado consiste en recubrir el aluminio con una capa de revestimientos sintéticos. El lacado del aluminio con pintura en polvo se realiza mediante deposición electrostática y su posterior polimerización en un horno a temperaturas próximas a 200ºC. Este proceso convierte la superficie en altamente resistente a condiciones atmosféricas severas.

El lacado de perfiles es otro de los tratamientos de superficie del aluminio que, además de protegerlo aún más de la corrosión natural, permite obtener una ilimitada variedad de colores con la que dar respuesta a las necesidades de los profesionales de la arquitectura.

El color es fundamental a la hora de crear armónicos conjuntos estéticos en los proyectos de arquitectura. En este sentido, CORTIZO ofrece una extensa gama de colores que van desde los acabados clásicos, brillo o mate, pasando por los lacados especiales con texturas rugosas, lacado de imitación de materiales nobles como la madera (pino, roble, castaño, teca, sapelly, cerezo, nogal,…) hasta el lacado antibacteriano compuesto de iones de plata adheridos a una resina completamente inerte y natural, que previene el crecimiento y la migración de bacterias, virus, mohos, hongos y levaduras.

ANODIZADO

Material idóneo para cerramientos en las zonas costeras y sometidas a duras condiciones climáticas.

El anodizado es el tratamiento de superficie capaz de conseguir una capa de óxido de aluminio (AI203) en la superficie del aluminio base por medio de un proceso electrolítico consistente en producir la circulación de corriente continua a través de un electrolito de base ácida.

Con este proceso se logra aumentar artificialmente hasta mil veces el espesor de la capa natural de óxido del aluminio, obteniendo así una gran protección contra la corrosión y la abrasión. Las características propias de este material en cuanto a resistencia y durabilidad, se ven aumentadas considerablemente mediante este tratamiento de superficie, convirtiéndose de este modo en el material idóneo para cerramientos en las zonas costeras y sometidas a duras condiciones climáticas.

CORTIZO cuenta con una extensa gama de colores en anodizado: burdeos, azul, verde, ivory, negro, gris, bronce, inox, champagne, oro, natural, cobre y acier, muestra una vez más de su carácter innovador. Todos estos colores pueden a su vez presentar acabados distintos tras someter al perfil a tratamientos mecánicos de superficie, obteniendo así, acabados mate-granallado, grata, brillo, lija, pulido, repulido o combinaciones de estos.